Colgarse de una hamaca elástica (suspendida en el techo por dos puntos) y practicar todo tipo de posturas, ya no es exclusivo de acróbatas y expertos gimnastas.

Fotografia: Instagram

El yoga aéreo fusiona los principios del pilates, la danza, el propio yoga y la gimnasia acrobática. Es la última vuelta de tuerca a esta disciplina que vive un auténtico ¡boom, hasta los más pequeños la practican!

En “Siempre Hoy”, nos acompaña Catalina González quien nos enseña a como desafiar las leyes de la gravedad y realizar un número sin fin de estiramientos y movimientos para llegar a los músculos más profundos y lograr resultados que otras rutinas de entrenamiento no son capaces de ofrecer. 

Fotografia: Instagram

Catalina afirma que es un método aeroyoga es un método 100% plástico, flexible, que se adapta a ti y a tu filosofía de vida, tanto si eres un apasionado del mundo del yoga, como si eres más enérgico y te identificas más con el fitness o el pilates o más espiritual y te gusta más el mundo de la meditación.

El aeroyoga potencia la creatividad, el desbloqueo y fomenta el desarrollo personal. Nos ayuda a evolucionar y crecer espiritualmente. Sientes como el cuerpo vuela y es una sensación maravillosa. Se la recomiendo a todo el mundo”.

Cata González

Roberto Van Cauwelaert, acompañó a Catalina, a una clase donde aprendió que intentar es el punto de partida para animarnos a descubrir esta apasionante disciplina, que combina la práctica del yoga con movimientos acrobáticos, pilates y danza, y se realiza con el cuerpo suspendido en el aire mediante un ‘columpio’ de tela.