En “Siempre Hoy” nos vamos a deleitar con la historia de una empresa que llegó a Chile para endulzarnos la vida.

Los fundadores Edith y Fritz Burg escaparon de la Segunda Guerra Mundial con sólo sueños y con estudios de chocolatería realizados en Suiza. Comenzaron a trabajar en la fabricación de bombones artesanales durante la noche, para poder venderlos al día siguiente hasta que pudieron comprar un refrigerador. Ese fue el inicio de “Bombones Dos Castillos”.

Fotografia: Instagram

En “Siempre hoy” conocimos que el apellido Burg, en alemán significa “fortaleza”. Así, el término más parecido en español para ellos fue “Castillo”. De ahí el nombre “Bombones Dos Castillos”.

A 40 años de la llegada de la familia Burg a Chile, implementan en la chocolatería todo el mundo de las recetas de chocolates de Suiza, con el fin de brindar sabor, felicidad y mucho amor.

Fotografia: Instagram