“Una mujer adulta tiene derecho a elegir dónde vivir”. Eso señala la nueva ley, que impedirá a los padres demandar a sus hijas que quieran vivir solas.

Una gran noticia fue dada a conocer para las mujeres en Arabia Saudita. Durante cientos de años, las mujeres solteras de ese país estaban obligadas a tener un custodio o tutor masculino para poder vivir solas. Hoy la corte de ese país aprobó una enmienda para que las mujeres puedan vivir solas sin permiso de nadie. 

El Gobierno cambió un artículo de una ley que exigía a las ciudadanas adultas del país obtener la autorización de un varón para poder irse de casa. En virtud de esa antigua norma, los tutores legales podían presentar una denuncia ante la Policía contra una mujer en caso de que esta desapareciera o decidiera vivir de forma independiente.

¿Qué dice la nueva ley?

“Una mujer adulta tiene derecho a elegir dónde vivir. El guardián de una mujer solo puede denunciarla si tiene pruebas que demuestren que cometió un delito”, reza la nueva enmienda. Asimismo, el texto establece que “si una mujer es condenada a una pena de cárcel, no será entregada a su guardián después de completar su condena”.

Normalmente este mahram o custodio era en la mayoría de los casos padres, abuelos, hermanos o hasta hijos.

Esto significa que finalmente las mujeres de Arabia Saudita podrán vivir de forma autónoma si lo quieren. Y sin miedo a ser juzgadas o caer en la cárcel si lo hacen ilegalmente.