Britney Spears tiene nuevo abogado y seguirá intentando alejarse del control de su padre, James Spears. La artista ha expresado su indignación a través de las redes sociales.

En buen chileno, la Princesa del pop está chata. Y es que para Britney Spears, el proceso de tutela que mantiene con su padre, James Spears, ha sido agotador.

Por esto, ha explicado en sus redes sociales que dejará de cantar mientras dure todo esto:

No voy a actuar en ningún escenario en un futuro cercano mientras mi padre siga decidiendo lo que me pongo, digo, hago o pienso”.

Britney Spears, cantante.

Britney Spears ha dicho basta y ha insistido en que si no puede trabajar como es debido, según sus propios criterios profesionales, prefiere no hacerlo.

No me voy a poner un montón de maquillaje y ensayar, ensayar y ensayar otra vez sin poder hacer algo real”.

En su Instagram, Britney posteó la siguiente imagen con la premisa: “Tómame por como soy, sino besa mi culo, como mierda y pisa piezas de Lego”.

“Prefiero compartir vídeos desde mi salón, sí, antes que estar en un escenario de Las Vegas donde alguna gente ha llegado hasta tal punto que no podía ni estrecharme la mano y donde acabé conociendo a alguien que estaba constantemente colocado de marihuana… lo que no me importa, pero habría estado bien poder haber ido a un jodido spa”, escribió en la publicación.

Dolida con su entorno

Britney Spears también ha criticado el rol de su entorno más cercano en toda esta polémica:

¡Mi supuesta red de apoyo me ha dañado profundamente! Esta tutela ha matado mis sueños… así que todo lo que tengo es esperanza, y la esperanza es lo único en el mundo que es difícil de matar… ¡aunque la gente todavía sigue intentándolo!”.

.