Experto inmobiliario explica un plan urbano que resurgió tras la pandemia del covid-19 y que busca el regreso a la vida de barrio, el uso de la bicicleta y mayor tiempo libre para las personas. 

Según prevé Wall Street, en Estados Unidos el 61% de los profesionales retornaría a las oficinas después de un largo período de teletrabajo como medida contra el covid-19; situación similar que podría ocurrir en otros países, aunque de manera mixta, híbrida. 

Es en esta nueva “normalidad” donde ha vuelto al tapete el concepto de “la ciudad de 15 minutos”, enseñado en 2015 por el científico y docente de la Universidad de Soborna de París, Carlos Moreno, quien plantea una idea para la felicidad: habitar y trabajar en un lugar que permita movilidad y urbanismo.  

“La ciudad de 15 minutos se basa en modelos sostenibles que devuelven a las personas habitar de manera local. Todo lo que debo hacer lo resuelvo pronto porque está cerca, incluso mi trabajo”, explica el arquitecto y experto inmobiliario, Cristián Periale, quien en Chile lidera el Business Center Puertas de Chicureo, un proyecto puesto en marcha desde 2017 y que tras la pandemia ha convertido a la zona en uno de los ejemplos del plan propuesto por el profesor Moreno.  

“Muchos profesionales de todos los rubros, que habitan en Colina y trabajaban en el sector centro u oriente de Santiago, comenzaron a adquirir nuestras oficinas porque estaban cerca de sus casas. Nos explicaban que necesitaban rutinas menos densas, expeditas y eficientes”, comenta Periale y agrega. “Vivimos en un país que históricamente ha tenido jornadas laborales largas y la gente ya no quiere eso. La ciudad 15 minutos es una alternativa y sin duda los proyectos inmobiliarios hoy apuntan en esa dirección”. 

En cuatro puntos el arquitecto repasa las razones para habitar y trabajar en un modelo como éste: 

1.-Aportan a la lucha contra el cambio climático: “Se evitan desplazamientos forzados y con ello baja la huella de carbono. Un polo rodeado de servicios permite trasladarse a pie o en bicicleta”. Las grandes ciudades son las principales productoras de emisiones de dióxido de carbono: uso excesivo del transporte público y privado. 

2.- Según Forbes se hacen mejores negocios. “Hace dos años la revista internacional Forbes publicó un estudio sobre la integración de este tipo de “ciudad de 15 minutos” en Londres, arrojando que existe un vínculo entre los espacios agradables en los que te desenvuelves y los buenos resultados que obtienes en tu carrera y negocio”. 

3.- Entorno y vida más saludable: “Estos modelos urbanos permiten vivir, estudiar y trabajar en ciudades neutras en carbono, algo óptimo para la salud de todos y todas” 

4.- Free time: “Con más tiempo para la vida social, personal y familiar puedo anular todo tipo de estrés.  Es necesario, también, conocer nuestro entorno”.