Este lunes, se oficializó en el Diario Oficial la derogación del divorcio culposo por homosexualidad. Esto, luego que terminara su último trámite legislativo en la Cámara de Diputados.

La iniciativa fue una moción de las senadoras Isabel Allende (PS), Adriana Muñoz (PPD), Yasna Provoste (DC), Ximena Rincón (DC) y Marcela Sabat (RN).

La derogación también fue respalda por el Ministerio de Justicia, especialmente a través de Lorena Recabarren, titular de la Subsecretaría de Derechos Humanos.

El vocero del Movilh, Óscar Rementería, festejó la derogación de “una de las tres leyes explícitamente homofóbicas vigentes en Chile”, resaltando que “nuestro país está dando fin a la legalización de las odiosidades”.

“Hoy definitivamente se terminó un funesto estigma sobre la personas homosexuales, cuya orientación sexual era igualada a diversas faltas, e incluso delitos, para efectos de pedir divorcio. Nunca nadie más podrá recurrir a la homofobia para anular su relación de pareja”, añadieron desde el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual.

En la misma línea, Rementería afirmó que “hoy sólo nos quedan dos normas explícitamente homofóbicas: el artículo 365 del Código Penal, que establece distintas edades de consentimiento sexual según la orientación sexual de los adolescentes y jóvenes, y el artículo 102 del Código Civil, que prohíbe el matrimonio a las parejas exclusivamente por su orientación sexual”.

“Esperamos que el Senado vote en breve la derogación del 365 y la Cámara el matrimonio igualitario. Ambas demandas están en la puerta del horno, en tanto se encuentran en segundo trámite”, cerró el vocero de la organización.