En un nuevo capítulo de Dime Wapp, conversamos con la investigadora del Centro del Clima y Resilencia (CR)2 sobre esta nueva condición.

Una sensación de tristeza, una profunda preocupación y/o desolación frente a los cambios que está experimentando el planeta es lo que hoy los expertos han definido como “eco-ansiedad”. Se trata de un estado anímico que nace de la desesperanza que tienen las generaciones más jóvenes, que ven en la crisis medioambiental un camino sin salida. 

De este nuevo sentir conversamos también en Dime Wapp con Ana María Ugarte, investigadora del Centro de Clima y Resiliencia (CR)2 y académica del departamento de Psicología FACSO de la Universidad de Chile. 

“Ante la situación (actual), todos podríamos presentar cierto grado de eco-ansiedad”, asegura la experta, quien declara que aún es difícil identificar esta problemática y estudiarla en profundidad. “Lo que nosotros planteamos es que se puede agravar y lo que queremos es que no se agrave. Es decir, que la población no empiece a tener crisis de pánico generalizada y no empiece a tener trastornos obsesivos compulsivos, o trastornos obsesivos compulsivos”. 

Y si bien serían los jóvenes y las mujeres las que actualmente podrían presentar más esta sintomatología, Ugarte sostiene que “todos podemos sentir preocupación por la situación del planeta; es algo que actualmente sucede. Y, además, es una respuesta bastante natural porque realmente es muy complejo lo que estamos viviendo”.

Revisa la entrevista completa a continuación: