En 2016 Todo Mejora junto a otras organizaciones propusieron instaurar el 19 de agosto como Día Nacional de la Niñez Trans, para visibilizarla de manera afirmativa y responsable. Según cifras de Todo Mejora, el 44% de adolescentes trans no tiene con quien hablar sobre su proceso de transición, por eso hoy conmemoramos este día para seguir haciendo que las cosas mejoren.

La instauración del Día Nacional de la Niñez Trans apunta a visibilizar de manera responsable y afirmativa la niñez trans en nuestra sociedad. En Chile, niños, niñas y niñes trans no tienen reconocido su derecho fundamental de la identidad, quedando desprotegidos de acuerdo con la Convención de los Derechos del Niño.

Así, el 2016 el gobierno de Michelle Bachelet dio un paso histórico para instaurar el Día Nacional de la Niñez Trans. En agosto de ese año, Todo Mejora junto a las organizaciones Transitar y Selenna iniciaron un camino para compartir con las autoridades del gobierno evidencias sobre la discriminación que vivían niños, niñas y niñes trans. En 2017, este compromiso se renovó, aunque con el cambio de gobierno no se logró seguir con la iniciativa. Sin embargo, la comunidad LGBTIQ+ lo sigue conmemorando.

Ley de Identidad de Género

Con la entrada en vigencia de la Ley de Identidad de Género en 2019, las personas trans pueden cambiar su sexo y nombre registral. Sin embargo, aunque esto busca reconocer y proteger a las personas trans y su derecho a la identidad de género, solo está permitido para personas mayores de 14 años.

”Que la Ley de Identidad de Género no permita el cambio de nombre y sexo registral bajo los 14, no solo va en contra de dos principios de la misma ley; autonomía progresiva e interés superior del niñe, sino que además supone desconocer el derecho a la identidad de género en un momento del curso de vida donde muchas veces el malestar psíquico de les niñes trans aumenta de manera importante. Los estudios muestran que ese malestar no es inevitable: con un correcto acompañamiento familiar y comunitario podría mantenerse a raya”, explica Rocío Faúndez, Directora Social de Fundación Todo Mejora. La ley contempla la medida de acompañamiento integral para niños, niñas, niñez y adolescentes trans, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social, pero en 2021 no existió un presupuesto estatal para financiar este programa.

2 de cada 5 adolescentes trans no tienen con quien hablar de su transición

En la primera Encuesta sobre Derechos Sexuales y Reproductivos en Adolescencia Trans realizada por Todo Mejora participaron 370 adolescentes trans de entre 13 y 17 años. El 44% expresó no tener con quien hablar sobre su proceso de transición, y 66% señaló que los contenidos de educación sexual vistos en su colegio no tenían nada que ver con sus propias vivencias, aunque fueran considerados útiles. “Los datos dan cuenta de una realidad preocupante, que es la necesidad que tienen les adolescentes de contar con una Educación Sexual verdaderamente Integral adecuada a sus vivencias. Y de que su entorno adulto pueda acompañarles de manera afirmativa. Se vuelve muy relevante visibilizar que la niñez trans existe y sus derechos merecen ser respetados”, comenta Rocío Faúndez, Directora Social de Fundación Todo Mejora.

Sobre el proceso de transición, quienes señalan sí tener con quien conversar al respecto, mencionan que en general son sus amistades con quien más lo hacen (60%), seguido por su familia (37%) y su pareja (21%). Sin embargo, 1 de cada 4 declara sentir rechazo hacia sí mismo u otras personas trans por su identidad, llegando un 62% a estar muy de acuerdo con la frase “me siento incómodo a mostrar mi cuerpo” y un 54% señala estar muy de acuerdo con la frase “siento rechazo hacia mi cuerpo”.

De las 370 personas encuestadas, el 90% no ha utilizado nunca hormonas en relación con su identidad y en general el uso va aumentando con la edad. El 27% declaró que no lo ha hecho porque no cuenta con apoyo familiar, el 17% que no está en sus planes y un 11% plantea que no tiene dinero para comprarlo. “Se puede ver escaso apoyo familiar y dado el tramo etario, muy probablemente da cuenta de escasa autonomía y falta de acompañamiento en su proceso”, explica Faúndez.

Testimonios

“Cada noche, cada vez que me dormía, yo decía cuándo voy a ser una niña. Hoy me siento bien, porque ya saben que es ser un niñx trans”, Selenna.

“Si un adulto no entiende, yo no le pesco y punto”, Gaby.

“¿Por qué uno tiene que dar tantas explicaciones para algo tan fácil?”, Valentín.