En “Siempre Hoy” tenemos como invitada una actriz italo-chilena de teatro, cine y televisión que nos cuenta como fue vivir la cuarentena en Italia.

Roma, la capital de Italia es una extensa ciudad cosmopolita. Nada malo para pasar una temporada. Pero, cuando se trata de pasar una cuarentena, como la de la actriz Alessandra Guerzoni, la cosa cambia. Ella vivió en carne propia el silencio, dolor y belleza que encierra una ciudad que estaba despierta de día y de noche.

“Cuantas pestes han pasado por Roma y se han llevado tantas civilizaciones”

Alessandra Guerzoni

El cine, que normalmente tiene colas de romanos dispuestos a ver los últimos estrenos, luce sus persianas cerradas. Las pantallas exteriores no anuncian los horarios de las últimas novedades de Hollywood. En la tele las palabras de Amadeus, el presentador del último festival de San Remo, puso la voz a la petición del Gobierno italiano: “quédense en casa”.

Roma es una ciudad totalmente extrovertida, y eso dejo de existir”

Alessandra Guerzoni

“Tras meses de confinamiento, la única que transitaba era la hierba, que empezó a apropiarse de los míticos sampietrini, el adoquinado característico de la capital italiana, que de un momento a otro se convirtió en un incipiente manto verde había cubierto el suelo”.

Era la contradicción entre la ciudad eterna más eterna que nunca, en su magestuosidad de belleza impresionante”

Alessandra Guerzoni