En casi todo el mundo se conmemora durante junio el mes que celebra las diversidades sexuales. Acá te contamos de dónde viene esta conmemoración y festejo.

Durante un mes, millones de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales, queer y asexuales se reúnen en una marcha en la gritan a una sola voz, entre arengas y colores, que son ciudadanos y ciudadanas, y que merecen todos los derechos, y deberes, como todas y todos los demás.

Personas que se muestran con orgullo y respeto a una sociedad y a gobiernos cerrados, que aún no entienden que la igualdad no es una opción, es un derecho y un deber que no depende de la orientación sexual, expresión de género, ni identidad de género de cada individuo.

¿Por qué existe esta conmemoración?

Se inició hace 50 años en Nueva York. Fecha en la que la homosexualidad era un delito y castigada por el Estado. Todo esta revolución sucedió tras un caso de abuso policial que ocurrió el 28 de junio de 1969 en el club ‘Stonewall’.

Las personas personas trans, gays, lesbianas, afrodescendientes e inmigrantes que allí­ se encontraban se aburrieron de los abusos de la autoridad y decidieron enfrentarse a la fuerza pública, terminando envueltas en disturbios con ciudadanos y la policí­a.

Esta persecución causó que, por vez primera, la diversidad se movilizara y organizara en las calles y decidiera salir y dejar de esconderse, tal como lo habí­an hecho hasta ese momento. Desde aquél día la inconformidad de una minorí­a logró comenzar a generar consciencia sobre sus derechos, por lo que esta fecha se convirtió en un dí­a para celebrar el orgullo de ser.

Actualmente cada año, el mundo se viste de arcoí­ris, acompañado de Marchas del Orgullo, con el fin de que algún día lograr en muchos países, incluido el nuestro, una sociedad sin discriminación. Es también un llamado de atención a todas las instituciones de los Estados y de la sociedad a que defendamos el derecho a la libertad de cada ciudadana y ciudadano.

Se vale tener una sociedad libre de perjuicios que permita la posibilidad de formarnos como personas que aporten positivamente a la formación de un mundo incluyente, respetuoso, y permita que cada persona, desde la diferencia, construya un futuro cargado de derechos y compromiso social que incluya a todo el mundo.

Revisa acá la masiva marcha del año 2019 en un registro de la Fundación Iguales: