Anoche estrenamos por las pantallas de WappTV, “Dime Wapp” y en nuestra primera edición contamos con la visita de Rossana Malchuk y Maria Inés Espinosa, quienes nos abrieron su intimidad en una necesaria conversación.

Rossana y María Inés componen un familia homoparental. Ambas son madres de Maximiliano, un pequeño de poco más de dos años, quien llegó a terminar este proyecto familiar con el que tanto habían soñado.

Pero no todo ha sido color de rosa para la pareja, que contrajo el Acuerdo de Unión Civil, pues han tenido que enfrentar una serie de dificultades debido a la legislación que rige en Chile sobre la filiación de hijos.

“Si yo me muero, mi hijo quedaría huérfano”

“Si yo me muero, mi hijo quedaría huérfano”, reveló Rossana, quien tras caer a la clínica por COVID-19, se percató que la ley no faculta ni reconoce a María Inés como madre de Maximiliano, por lo que su hijo quedaría bajo la custodia de los padres de Malchuk.

A esto se suman más dificultades, las que podrían tener una solución con la promulgación del Matrimonio Igualitario. 

“Nuestro hijo nació con menos derechos que los de una pareja heterosexual”, indicó María Inés, señalando que por la actual legislación, su hijo no está en la misma igualdad de condiciones que otro niño, por lo que están esmeradas en que se reconozcan los derechos filiativos de ambas y que Maximiliano pueda gozar de su familia como cualquier otro niño. 

Puedes conocer más de ellas a través de su Instagram @unafamiliax