A mediados del año pasado, la obra “La huelga de los campesinos” llegó a Chile proveniente desde Ginebra, Suiza, ingresando a la Colección del Museo Violeta Parra (MVP) y siendo custodiada y restaurada en la sede de MAC Parque Forestal; proceso en curso que se desarrollará hasta finales de septiembre.

La obra “La huelga de los campesinos” se encuentra en proceso de restauración.

En junio de 2020, llegó a Chile por primera vez la obra “La huelga de los campesinos” de Violeta Parra, una arpillera de grandes dimensiones, proveniente de Ginebra, Suiza. Los únicos datos que se tenían de esta pieza es que se expuso en 1964 en el Museo de Artes Decorativas del Louvre, y que luego habría tenido una aparición en el documental “Violeta Parra, bordadora chilena”.

Dicha pieza se encuentra hoy en el MAC en donde se está desarrollando su proceso de restauración.

¿Dónde inicia este vínculo entre los museos?

La relación entre el Museo Violeta Parra y el Museo de Arte Contemporáneo fue impulsada por la Rectoría de la Universidad de Chile a fines de 2019, articulándose tras el estallido social y posterior incendio que sufrió el museo ubicado en avenida Vicuña Mackenna, en Santiago centro.

Fue así la Universidad de Chile ofreció almacenar sus obras y objetos, siendo custodiados por los equipos dedicados a la conservación, restauración y protección de la colección de ambos museos en las sedes de Quinta Normal y Parque Forestal.

Es así, como hoy se encuentra en curso este proceso por parte del equipo de Conservación del Museo Violeta Parra, que retomó los tratamientos de sus obras, planificación que fue incluida en el Plan Retorno del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) de la U. de Chile. El trabajo de restauración se realizará hasta aproximadamente septiembre de este año en la sede de Parque Forestal.

La obra llegó al país proveniente desde Suiza, el año 2020.

Con respecto a esto, Cecilia García-Huidobro, directora del Museo Violeta Parra, afirma que “estamos muy agradecidos del apoyo que hemos recibido por parte del MAC. La misma noche del incendio del edificio aledaño a nuestro museo tuvimos el generoso ofrecimiento de un depósito para poner las obras a resguardo”.

Además, “Cuando trajimos la arpillera desde Suiza, en plena pandemia y confinamiento, la recibieron en sus instalaciones. Por eso, considero muy simbólico que la restauración se haga ahí, puesto que enfatiza el trabajo colaborativo entre instituciones museales y posiciona a Violeta Parra en el espacio que alberga y difunde el arte contemporáneo, desde la Universidad de Chile”, agregó la directora.