Los deportistas nacionales le robaron golpes a la cancha en el golf olímpico, en una jornada marcada por el calor y la lluvia.

Temprano comenzó la jornada del jueves para los chilenos en los Juegos Olímpicos de Tokio, con Joaquín Niemann y Guillermo Pereira viendo acción a primera hora en el Kasumigaseki Country Club en el debut del golf.

Las primeras horas transcurrieron con mucho calor, y vieron a Niemann llegar con dos golpes bajo el par al hoyo 18, donde se anotó con un bogey para cerrar su tarjeta con un golpe bajo el par de la cancha.

En tanto, Pereira no pudo terminar su recorrido de manera habitual ya que el juego fue suspendido por una tormenta cuando el golfista nacional cerraba la bandera 17. Luego de varias horas de espera, la jornada se reinició, y pudo terminar con un registro de -2.

Hace harto tiempo que no tenía posibilidad de competir con los colores de mi país, es algo que hacíamos mucho cuando éramos juveniles y siempre lo disfruté mucho. Poder estar acá de nuevo se siente muy rico, obviamente con ganas de hacerlo bien. El juego está ahí, estuve cerca de tirar una buena vuelta y quedan tres días para seguir jugando bien y pelear una chance”.

Joaquín Niemann, golfista nacional.