Con más de mil encuestadas, se pudo detectar que los grupos que menos respetan sus decisiones fueron sus parejas y amistades. Además, un 53% de ellas señaló que alguna vez aceptaron algo que no querían porque se sintieron presionadas.

En el marco de la campaña “SinohaySÍesNo” de Avon realizada con motivo del día internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, y en línea con su Promesa para Erradicar la Violencia de las Mujeres y Niñas realizó, en conjunto con ONG Amaranta, una encuesta sobre consentimiento en mujeres cis, trans y personas no binarias llamada “Consentimiento y sus implicancias en la vida cotidiana.”

En el análisis, en el que participaron más de mil personas en Chile, un 68% señaló que al momento de poner límites estos no han sido respetados, un 56% indicó que se sintió obligada a decir sí, cuando quiso decir no. Además, al ser preguntadas sobre los grupos que más traspasaban sus límites, las personas encuestadas señalaron que un 50% de sus amistades no lo habían respetado, seguido por un 48% sus parejas y luego un 44% la familia.

Por otro lado, solo un 9%, es decir, 96 de mil personas señalaron que siempre ha sentido que sus límites han sido respetados.

Muchas veces creemos que conocemos lo que es el consentimiento y que nuestro entorno también lo entiende, así también lo demuestra la encuesta. Sin embargo, existen muchos actos de los cuales no somos del todo conscientes que constituyen instancias que requieren de consentimiento. O sea, de acuerdo a nuestra encuesta un 53% aseguró que muchas veces aceptó unas situaciones solo por presión. Esto demuestra que muchas veces no podemos fiarnos de la noción de consentimiento que existe en las personas porque este no siempre está bien abordado, ya que la única manera de constatar que hay consentimiento es con un sí”.

Ana Inés Álvarez, Líder de Fundación Avon y de la Promesa para erradicar la violencia de género en Chile.

Sobre cuando han intentado establecer un límite, un 64% de las respondientes señaló que se siente culpable cuando cree que no tiene una excusa importante para negarse a algo. Para hacer valer sus límites, un 95% de las encuestadas señaló tuvo que recurrir al recurso de mostrarse “fría” o “dura”.

Cada persona tiene límites distintos y todo el mundo merece que se respeten los suyos. Lo que una persona consiente es sólo decisión suya, puede variar en el tiempo y es reversible. Es importantísimo abordar el consentimiento en momentos que aún muchas personas no parecen entender sus implicancias, ya que el transgredir el consentimiento de otra persona constituye un acto violento y esto no ocurre solo en relaciones emocionales o sexuales”.

Cecilia Ananías, directora de la ONG.

De acuerdo con ambas expertas, un dato clave para entender la gravedad el fenómeno que envuelve al consentimiento es que cerca de 267 personas, indicaron que dar un “sí” en primera instancia es algo que no se puede revocar en situaciones posteriores. Ambas finalizan diciendo que este es un punto crítico para reforzar respecto del consentimiento y su valor frente a los círculos cercanos.

A partir del 25 de noviembre, Avon lanza su campaña #siNoHaySíesNO, donde compartirán cada día una historieta e invitarán a todas las personas a repensar la importancia del “sí” y el “no”. Para hacer esta propuesta creativa y accesible, la campaña #siNohaySíesNo fue desarrollada en base a historietas creadas por siete ilustradores de toda Latinoamérica, como @javiera.camposano de Chile.